Publicidad
Publicidad
Publicidad

Nihil lacrima citius arescit

O lo que es lo mismo ‘nada se seca más pronto que una lágrima’. Las penas en bolsa pueden borrarse con unos días de subida, eso no es nuevo. El rebote del sector bancario, visto en perspectiva, ha sido impresionante. BBVA ha saltado de 4,40 a 7,80. Santander de los 4 a los 6,50, Bankinter de 6 a 9, Popular de 3,30 a 6. El resto del mercado no ha tenido un comportamiento tan fuerte en las últimas cuatro semanas, pero lo cierto es que si miramos solamente los gráficos hay cosas que parece que se dan la vuelta. De nuevo las opiniones están muy divididas y un lado y otro están en extremos opuestos. Por un lado los que apuestan por una recuperación sostenida esperan que lo peor haya pasado y que el movimiento al alza pudiera ser rápido. En el otro lado de la balanza el pronóstico sigue siendo apocalíptico.

goldman_sachs

Poner en orden las ideas sigue siendo extremadamente difícil y, de hecho, las vehementes declaraciones de los analistas de un lado y del otro tienen razones de peso pero vayamos por partes.

Beneficios mejor de lo esperado en el sector bancario, estupendo. ¿Eso quiere decir que el agujero o si se quiere ser más fino, los problemas de solvencia ya no están? Respuesta: NO. A los bancos les han dado dinero, les prestan al 0% y cobran a lo que les da la gana, si no ganaran dinero es que son bobos, otra cosa es si el bestial agujero contable se ha ido, y no se ha ido. En cualquier caso no es de extrañar que la noticia de Goldman Sachs haya sentado de maravilla al sector bancario. Beneficios de record y levantamiento de capital para devolver el plan de rescate.

¿Los problemas del sector automovilístico norteamericano y europeo ya no están? Respuesta: NO. Sigue ahí y GM va a la quiebra casi seguro. La reestructuración de la economía, o como se le llama en la jerga, el ajuste, está pendiente y suele ser muy doloroso. Algunas industrias sobran otras faltan, en el camino suelen quedar muchos hasta que el cambio está hecho.

¿Están las manos fuertes detrás del movimiento, huele a gente seria comprando para ‘sentarse encima de las acciones durante años? Respuesta: Lo que hacen las manos fuertes nunca se sabe, se sospecha. Los que eran manos fuertes puede que no lo sean tanto ahora, además la subida se concentra en el sector bancario. No parece que así sea. Subida a trompicones, con fuertes saltos, parece más trading intradía o swing trading, también cierre de cortos.

Las probabilidades de que el movimiento al alza en curso sea ‘bueno’ siguen siendo bajas. Un cambio de tendencia es normalmente mucho más lento y el daño que se ha hecho a las economías, junto con unas políticas que son, seguro, erráticas y muy probablemente erróneas retrasan un ajuste y lo hacen más duro. De esto ya se ha hablado suficientemente ahora conviene analizar los escenarios posibles a la vista de los gráficos y de las circunstancias en que nos encontramos. En primer lugar la máxima de “compra en marzo y vende en mayo” sigue estando vigente.

Vayamos con los escenarios

Escenario A, muy alcista. Los beneficios mejoran, el dinero acude a las bolsas en parte siguiendo la tendencia, pero en gran parte debido a que el miedo a una inflación bestial es claro. Por lo que sea el oro no empuja, dicen que hay mucha posición corta en oro y dicen también que es de bancos centrales que manipulan este mercado. La bolsa es un refugio en caso de devaluación o de inflación alta (ejemplo claro el fuerte movimiento al alza de las bolsas de Argentina cuando el corralito).

Escenario B, alcista. El mercado estaría haciendo una figura intermedia entre dos tramos al alza, uno se ha producido ya, quedaría otro tanto. El Dow Jones se va a 9000, el Ibex a 9500, el EuroStoxx a 2400 o algo menos.

Escenario C, bajista. Los bancos empiezan a desinflarse y de nuevo abajo.

Escenario D, alcista. El mercado se ha dado la vuelta, hemos pasado ya un mercado bajista histórico y se acabó, vamos para arriba.

De momento Bank of America, American Express y Citi podrían estar cerca de resistencias. Si nos venimos a Europa vemos que Credit Agricole podría estar cerca de resistencia pero no parece tan evidente que el movimiento se haya agotado. Para el caso español sí parece haber peligro en los dos grandes que están cerca de objetivos.

El resto de los valores, al contrario, está dando síntomas favorables, pero solo eso. Podría estar formándose un suelo pero en la mayor parte de los valores no se confirma un cambio de tendencia.

¿Con qué opción quedarse?. Pues en mi opinión la A es improbable, al menos a corto plazo. Los riesgos de una inflación de las buenas es palpable pero no parece que a corto plazo vayan a empezar a empujar los precios al alza. La opción D es altamente improbable también aunque hay que matizarlo. Lo que ha dado volatilidad al mercado han sido los bancos, el resto no tanto y esto quiere decir que si se va a hacer cartera habría que evitar el sector bancario y empezar a picar cosas tales como eléctricas, industriales, etc…

Nos queda el escenario C y D.

El escenario C es sencillo de detectar. Parece que el mercado rompe al alza, si se da la vuelta y pierde los 7500 puntos de Dow Jones o los 770 de S&P esto se va para debajo de nuevo y fuerte.

El escenario D conlleva alzas en bancos y alzas más moderadas en el resto, es decir, los bancos seguirían siendo el conductor, el resto va detrás.

Escenario que creo yo probable y lo que voy a hacer telegráficamente.

No me creo la subida, los bancos siguen dándome mucho miedo. Algunos valores sí me gustan pero son unos poquitos: Acciona está para seguirla, Acerinox no está mal, Iberdrola Renovables interesante pero ha de superar resistencias, Zardoya igual, para seguirla pero todavía no.

No me gusta lo que está haciendo Telefónica, muy recomendada pero no tira, no es un mal valor pero parece que todo el mundo se va a especular a corto plazo a lo mismo, a los bancos, síntoma de que no se trata de un movimiento sostenido. Seguimos en las mismas, especulación a corto, al pipo, sálvese quien pueda.  Tampoco me gusta que los bancos empiecen a vender fondos de RV a cliente final, eso siempre ha sido mal síntoma.

Poco dinero en mercado, muy poco, la subida con fuertes movimientos es poco fiable. El mercado puede que no esté manipulado pero lo parece, no me gusta nada. Sigo vigilando el oro para entrar, puede que siga lateral un tiempo pero parece una apuesta sensata a largo plazo.

Publicidad

Deja un comentario