Publicidad

Las primeras señales de alarma

El desplome que se está produciendo en los momentos en que escribo este texto comienza a ser una primera señal de alarma para los bolsistas. Los índices han ido a buscar la parte superior de la banda de Bollinger una, dos y tres veces. Hasta parecía que se producían roturas al alza de zonas de resistencia importante. Ayer las buenas noticias llevaron a los índices de nuevo a zona de resistencia y, mientras tanto el crudo, el oro y la plata subiendo y la deuda muy floja. Conviene insistir en que no se confirma en absoluto que vaya a producirse una caída inmediata. Los índices podrían estar formando un triángulo o cualquier figura lateral y estas circunstancias son necesariamente confusas. Se trata de indicios que, básicamente, son los mismos que hace semanas, pero que comienzan a entremezclarse con señales que da el mercado. Muy buenas noticias que no consiguen romper resistencias, noticias en línea con lo esperado que generan caídas y cosas así. ¿Qué posiblemente hemos visto lo peor después de que el peligro de colapso total haya pasado?, vale. Pero también tenemos otros factores. Las cosas están mal, la crisis, digan lo que digan, no ha tocado fondo y el rally ha venido motivado inicialmente por un cierre de cortos y, posiblemente, por la apertura de posiciones agresivas en el sector bancario. La fase del mercado en que nos encontramos ha hecho el resto. El que está dentro y aguantó el chaparrón de noviembre y febrero sigue sin vender. El que salió no ha encontrado el momento apropiado para entrar. En suma, el lógico descontrol de un pánico que se convierte en un fuerte tirón de un día para otro.

Normalmente los mercados no son así, los suelos suelen tardar en formarse, pero esto ya lo sabemos. En mi opinión hay dos factores que tienen especial peso. El primero la posibilidad de roturas en falso de resistencia, el segundo es que el mercado ha sido incapaz de romper al alza en un ambiente positivo. A esto hay que añadir la abrupta caída de la volatilidad. Parece posible que si el mercado cae lo hará con cierta violencia. Seguramente no tanta como la que hemos visto, que ha batido récords pero sí podríamos tener algún sustito.

En el gráfico del Dow Jones se ve la zona de resistencia que define una franja relativamente alta, situada entre la banda de Bollinger y la resistencia de los 9.000. Existe la posibilidad de que se esté formando un triangulito o una figura similar que no deteriore el movimiento en curso. La clave, para mi estaría en la pérdida de los 8.130.

dow1

El mercado español ha tenido un par de valores que parece que rompen al alza. Telefónica y Santander se sitúan por encima de niveles de resistencia, entre los más pequeños hay alguno más como Gamesa, pero la clave está en los grandes. En caso de que Telefónica perdiera los 15 y Santander perdiera los 7,40 tendríamos la posibilidad de una ruptura en falso que confirmaría esta situación de riesgo. Por otro lado estas dos rupturas se han producido con un volumen muy bajito, cosa que obliga también a desconfiar si, después, se pierden soportes.

De debilidad nada, de momento, pero hay que seguir encima, es en estos momentos de baja volatilidad, cuando parece que va a quedarse tranquilo por una temporada cuando vienen los movimientos importantes.

Publicidad

Leave a Reply