Publicidad
Publicidad
Publicidad

Con dudas pero con algunas señales positivas

La situación sigue estando confusa, en realidad nunca está clara. En estos momentos tenemos varios factores a favor y otros en contra. La semana pasada ha seguido habiendo un goteo de noticias que siguen indicando un cuadro económico muy malo, pero no se ha producido una reacción negativa, especialmente después de conocerse los datos de empleo. Por otro lado en el mercado norteamericano las tecnológicas se han comportado favorablemente, y éstas suelen liderar a los movimientos del resto del mercado. Otro factor positivo es la caída de aquellos activos considerados como refugio, como el oro o el dólar. Parece que los índices quieren apartarse de zona de soporte y rebotar. Lo que todos pueden ver al mirar un gráfico del Dow Jones o del S&P 500 es una posible figura que, de momento, no se sabe si es de cambio de tendencia o de continuación.

wallst1

Si observamos los gráficos del mercado norteamericano con detenimiento veremos una mejora sensible en muchos de ellos e incluso algunos que tienen muy buen aspecto, como es el caso de IBM. La mejora de Bank of America, Citigroup, American Express son moderadas pero al menos se produce una reacción positiva al final de la semana pasada. Por parte del mercado español lo que se podía palpar el viernes era debilidad en comparación con el resto de los mercados, cosa que no debería sorprender.

Así que así estamos. Los valores europeos mejoran, las cotizaciones suben con las noticias negativas y los valores refugio caen ligeramente, buenas señales.

Las señales malas también siguen presentes pero están más enfocadas al panorama macro. Los pirómanos quieren convertirse en bomberos. Intentar que los precios de los inmuebles se mantengan artificialmente o inyectar liquidez de forma desesperada puede tener enormes costes en el futuro.

A corto plazo parece, entonces, que pueden producirse alzas. Personalmente no me va el corto plazo. El dinero se hace en tendencias amplias y en caso de que termine el actual mercado bajista hay suficiente recorrido para seguir en la postura de que el primer duro se lo gane otro. En estas últimas semanas se producen varias cosas llamativas que pueden tener un efecto importante a corto plazo.

Primero: Hay un nivel de liquidez bestial en las carteras. Hay dinero para comprar, un dinero que ha salido de vender acciones, pero también de liquidar fondos. La banca privada parece que va a pasar por una travesía del desierto, se lo ha ganado a pulso, la verdad.

Segundo: El grado de pesimismo de las últimas semanas ha sido tremendo, pero también con razón. La contracción del crédito es algo muy serio. Pero eso no quita para tener que recordar las reglas elementales de las bolsas: los suelos se producen con niveles de pesimismo alto.

Por último: prudencia señores. A corto plazo parece que esto puede subir pero hay mar de fondo. Han temblado los cimientos, pero de verdad, y las cosas parece que mejoran pero puede ser una ilusión.

Publicidad

Deja un comentario