Publicidad
Publicidad
Publicidad

Si ves optimismo en las bolsas, ciñe el stop

Los mercados siguen empeñados en mantenerse después de un fortísimo movimiento al alza. Las preguntas siguen estando ahí pero lo que se puede palpar es que el sentimiento negativo se ha moderado en las últimas semanas. Artículo de portada en Diario Negocio de  25 de mayo, José Luis Machinea, catedrático de economía en la universidad de Alcalá de Henares y exministro de economía de Argentina. Posiblemente un punto de vista sensato. Se están dando declaraciones optimistas por todas partes. Los pesimistas parece que perdemos, al menos de momento.

Por otro lado conviene seguir muy pendiente del comportamiento de la volatilidad el oro y el petróleo que también van para arriba. El fortísimo movimiento al alza del crudo del 99 al 2008 tiene mucho que ver con la expansión crediticia. En los últimos meses se ha ido de 35 a 61. El oro es otra cosa pero el fuerte movimiento al alza podría tener que ver con las compras de los países asiáticos y, últimamente, como refugio. Empezamos con los ‘y si…’.

Pues si los mercados como el crudo y otros de materias primas van para arriba, eso es que descuentan o una recuperación y/o una explosión de inflación. La subida del oro es mucho más difícil de interpretar porque es un mercado sobre el que hay muchas sospechas de manipulación, pero lo cierto es sigue siendo un mercado atractivo a la vista de la que está cayendo. ¿La mejora de las expectativas de las economías se debe a factores cosméticos, a declaraciones de los responsables de la cosa o va en serio?. Gran pregunta. Para enturbiar aún más el tema aquí está este enlace. El profesor Huerta de Soto hace un curioso comentario sobre la gestión de la crisis económica. La conferencia, interesantísima, el comentario rompe esquemas.

Pues bien, a pesar de las dudas pensemos como técnicos. No son las razones las que definen las cotizaciones, son los precios de las acciones las que definen un estado de ánimo. El mercado está optimista, vale, pero porque se aguant ahí arriba, así que prudencia, porque en sentido estricto el mercado sigue bajista y la volatilidad ha caído a plomo, cuidado.

El repunte a saber por qué ha sido pero estando donde estamos y con muchos valores repuntando mucho y con este panorama parece lógico que los optimistas sean más o mas ruidosos y los pesimistas agachen la cabeza. La cuestión es si esto va a seguir o no. Por un lado tenemos la hipótesis de que esto es un rally en mercado bajista o una figura de cabeza y hombros en formación idea de Stock Chartist muy coherente con lo que se ve en los gráficos. Por otro lado la hipótesis de que el riesgo sistémico pasó a la historia y que a partir de ahora, al ritmo que sea, las cosas van a mejorar.

Lo que se puede ver en los gráficos es que no hay rastro de síntomas de agotamiento. Queda una resistencia, y gorda, por romper, pero por ahora nada de papelón. Nadie tiene una idea clara de quien compra si los institucionales, si las manos fuertes, los hedge o quién, desconcierto total, es el tema de moda a la hora del café, pero la figura dice que puede romper al alza. Mientras tanto la volatilidad cae.

Olvidemos por un momento el análisis y vayamos al trading puro. Si rompe al alza le queda otro tanto de subida. Difícil pensar que los bancos pueden desarrollar otro tramo como el que llevan, pero el gráfico dice eso y no otra cosa. Difícil también resultaba hace poco más de dos meses que los bancos iban a doblar desde mínimos pero lo hicieron. Eso es Santander a 10, BBVA a 12 o 13, Iberdrola a 7. Es lo que hay. O sea una estrategia sería comprar con stop en 8.750 puntos de Ibex 35.

Rotura a la baja de los 8750. Darse la vuelta, caída objetivo 7.300, 7400. En tal caso habría que estudiar una estrategia con opciones.

Y ahí va el gráfico de Iberdrola. Aparentemente ha roto la línea de tendencia principal. La figura que está desarrollando no es fea ni indica debilidad, al revés. El dinero aprieta y la rotura de la resistencia podría catapultar las cotizaciones. Lo único que parece que va en contra de todo esto es que no hay figura de vuelta de la tendencia principal, ni rastro de ella. Y después de una caída tan brutal debería haberla o, al menos, debe considerarse raro que el valor (y todos los mercados) se haya dado la vuelta por las buenas.

 

Iberdrola
Iberdrola

Como puede apreciarse la caída del volumen se produce cuando el valor se mete en una fase lateral, es decir, lo normal, nada preocupante. Lo interesante será cuando se produzcan volúmenes de más de 40 millones de títulos y ahí se puede lanzar el valor, para arriba o para abajo. Así están todos. Telefónica que parece un día que quiere y al siguiente que no quiere, pero no se aparta de la zona de resistencia. Si supera los 15-15,10 adiós directriz bajista. En fin, todos desconcertados, como desde hace ya unos cuantos meses.

Publicidad

Deja un comentario