Publicidad
Publicidad
Publicidad

Obama dando moral

La desorientación de la inmensa mayoría de los partícipes del mercado sigue igual de viva que siempre. Nadie tiene claro cuanto vale esto, si está barato o caro, ni cuando va a cesar el flujo de noticias negativas o si van a salir más Madoff. Solo hay corto plazo, pero con unos niveles de liquidez enormes. Buscar un lugar donde poner el dinero a buen recaudo tampoco es fácil. Hay artículos que dicen que hay manipulación en los mercados de metales. El petróleo sigue muy débil, mientras que el riesgo en el sector financiero sigue siendo terrible.

En caso de que se produzcan alzas conviene vigilar a las eléctricas u otros sectores regulados no influidos directamente por el tsunami financiero. Los riesgos de que los bonos de deuda pública sufran un descalabro también están ahí. No es casual que aguanten Iberdrola, Endesa, Red Eléctrica o Renovables, todas ellas muy por encima de los mínimos de noviembre. Mientras tanto tenemos una caída con alta volatilidad, nuevas sesiones de nervios y un ambiente posiblemente más favorable a corto plazo después de la inyección de moral que podría haber supuesto la toma de posesión de Obama.

La zona de los 8900 es de resistencia para el Ibex, la correspondiente resistencia para el futuro del S&P 500 ya se ha superado y esto implica que podríamos iniciar varias sesiones de subida. Parece que el nuevo ejecutivo norteamericano asuma una actitud de firmeza y determinación. Puede que solucione cosas o que genere problemas más gordos, pero en el corto plazo posiblemente genere confianza.

Más arriba comentaba las altas dosis de liquidez, pues bien éstas pueden generar también volatilidad, pero al alza. Aunque siempre el dinero es miedoso y difícilmente va a retornar a las bolsas con alegría es un factor a tener en cuenta. La percepción de que las bolsas suban y, sobre todo, la no existencia de una alternativa si las circunstancias mejoran (porque el mercado de bonos está para no tocarlo tampoco), puede ser un factor a favor.

Las dudas siguen presentes por todas partes pero, al menos a corto plazo, es posible que tengamos un respiro.

Atentos a Iberdrola si supera los 6,10 con un volumen superior a los 30 millones de títulos, a Iberdrola Renovables y a REE éstas últimas muy fuertes. Iberdrola podría haber tocado soportes el pasado jueves.

ibr

 

ree

Publicidad

Deja un comentario