Publicidad
Publicidad
Publicidad

No tiene pinta de ser la buena

El mercado bajista actual y, por supuesto, la situación macro, tiene poco que ver con lo ‘normal’, bueno, según se mire. Lo cierto es que el mercado ha sufrido un fuerte y devastador desplome desde principios de enero, con muy pocos rebotes. Ahora se han producido unas alzas violentas, pero son dos sesiones. El barullo de fondo sigue estando ahí, como siempre más o menos, pero amplificado. Que si cierre de cortos, que si toca rebote, que si algunos agresivos gestores de hedge fund se han dado la vuelta. Lo cierto es que es muy normal adelantarse demasiado a las vueltas en un mercado bajista y que los movimientos bruscos al alza se producen en mercados bajistas. Las sesiones de alzas más impresionantes siempre se dan en rebotes de un mercado bajista. Lo que define las características del mercado no es la valoración, ni el entorno macro, ni tampoco si es alcista o bajista sino quien participa. En estos momentos las alzas están generadas seguramente por los mismos que la caída, o sea, sigue la compra venta salvaje y los movimientos espasmódicos. En pocas ocasiones una sesión de alzas enormes ha dado paso a un mercado alcista. Ocurrió en 1997, pero las caídas de aquellos días tienen poco que ver con la actual. Lo que sí puede ser es que después de un tramo a la baja perfectamente comparable en precio con el de octubre y siendo éste último algo más lento, tengamos un movimiento lateral o alcista, pero no quiere decir que sea el final del mercado bajista.

Cada vez es más evidente que las medidas que están tomando los gobiernos valen para poco más que para hipotecar el futuro. Lo que sí es cierto es que las cosas van rápido, puede que el ajuste que están haciendo las empresas sea mucho más rápido que otras veces y también la velocidad y volumen de información que llegan a los agentes no tiene igual. Por cierto que si un buen indicativo de que huele a euforia es que todo el mundo se atreve a dar consejos y tiene cartera, quizás también lo sea que la caída tenga una atención enorme por parte de los que normalmente siguen el mercado y eso ha pasado. El lunes parecía que España entera estaba mirando la caída del Ibex, o al menos esa sensación tuve.

Y ahí tenemos al mercado. Parece que podría haber rally, y si no es ahora será dentro de unos meses, posiblemente hacia la zona de los 800 puntos de S&P para posteriormente caer. Los traders de corto plazo se tienen que desvalijar unos a otros y desistir antes de que se forme un suelo en que pueda confiarse y estamos lejos de eso.

sp1

En el gráfico se puede apreciar que en caso de alzas hay una zona de resistencia clara. Si se produce una subida brusca malo.

Publicidad

Deja un comentario