Publicidad

El mundo revuelto y España al borde del abismo o casi

Pintan bastos en las bolsas. El Dow Jones industrial está tanteando un soporte situado en los 8.500, el futuro del S&P ha experimentado un fuerte desplome, perdiéndose la media móvil de periodo 25 que servía de referencia de soporte. A la vista del gráfico la única referencia que tenemos medianamente fiable son los 800 puntos de S&P. Por otro lado, el inversor se encuentra aturullado y emborrachado por una situación que se le va de las manos. La teoría de los brotes verdes parece que no cuaja, el consumo sigue mal o peor que mal, la construcción de vivienda nueva sigue estando muy floja en los EE.UU., pero quizás lo más peligroso está en cosas que se han comentado ya cientos de veces pero que no por eso dejan de ser ciertas. El déficit público americano y español requiere de ahorro y los bonos se están desplomando. Los bancos centrales son incapaces de controlar la pendiente de la curva de tipos y en caso de que se utilicen métodos cuantitativos (imprimir billetes) el riesgo de una espiral inflacionista será aún mayor. El BCE será más comedido que la FED en cosas de éstas, vale, pero si hay espiral inflacionista no hay quien se salve.
tr-1700

Parece que el castillo de naipes vuelve a estar en peligro de caerse. El oro se ha ido a máximos, la plata se ha disparado, y a pesar del brusco rebote del bono en las últimas sesiones da la impresión de que se ha iniciado una tendencia bajista. Puede que los bonos se hayan disparado por ser refugio en momentos de miedo en los mercados así que el rebote podría ser solo eso. Y a todo esto hay que añadir que los efectos de la bestial inyección de la masa monetaria pueden estar afectando ya a las materias primas. El chorro de dinero se ha inyectado en el sistema, y se va a donde más fácil lo tiene, el petróleo y los metales. Otro elemento de descontrol son las ampliaciones de capital. Lo sucedido con Iberdrola no tiene nombre. Se ha pasado del inversor y se hace una ampliación sin derechos de suscripción preferente.

Y si miramos a España los indicios que van goteando son para temblar. Se acabó el dinero. Se pide un crédito para pagar gasto corriente de la Policía. Hay profesores universitarios que no están cobrando los complementos. Ayuntamientos que no tienen para pagar sus gastos corrientes. Mucha de esta información llega del boca a boca, aunque algunos medios empiezan a soltarse el pelo. Subida desesperada de impuestos, una bajada de ratings en bancos y cajas que dejan a algunas entidades a muy poco del bono basura.  También se han publicado cifras escalofriantes del colapso inmobiliario mientras el descontento de la gente va in crescendo.

Ayuntamientos con problemas, enlaces

Palomares del Río
Totana
Lloret del Mar, Torremolinos, Benidorm o Benalmádena

El panorama es dantesco, como se mire. Y hablando de bolsa extraño sería que las cotizaciones se dispararan. El sector bancario español sigue tocado, el dinero no está y el inversor está a la espera y probablemente seguirá así. Lo dicho, al borde del abismo y dispuestos a dar un paso hacia adelante.

Así que, a mi modo de ver,  hay dos estrategias posibles. Estar en liquidez o cortos. Para ponerse cortos nada de créditos. ¿Cuanto estoy dispuesto a perder?, pues eso a put de MEFF o de EUREX con un vendimiento próximo a un año. La volatilidad está repuntando y si esto se cae un poco mal tienen que ir las cosas para que en dos o tres meses no se haga dinero a esa posición. En contra está que entramos en meses que pueden ser de poco volumen y, en tal caso, con cuatro gordas puede haber unos bandazos de miedo. En cualquier caso después de septiembre me da que los mercados españoles pueden estar especialmente castigados. Se está llegando ya a una agonía y tarde o temprano vendrá el casque gordo.

san1

El gráfico se Santander muestra una posible cuña ascendente, preocupante figura. Recuérdese que está a precios de ‘tranquilo que no pasa nada, que esto es un susto’, cuando nadie creía la movida que se iba a montar. Pues bien, la posible cuña parece que pierde soportes, cuidado. El valor ha aguantado bien pero puede que ese impresionante repunte que ha experimentado durante tres meses de paso a un aterrizaje.

Pero nada tranquilos que hemos ganado a Iraq por 1-0, olé por la roja.

Publicidad

Leave a Reply