Publicidad
Publicidad
Publicidad

Duró poco el “efecto Obama”

Y es que parece que los mercados llevaban descontando desde hace días la llegada del candidato demócrata al poder. Un ejemplo claro lo hemos visto en el sector de las energías renovables, que ante las palabras de Obama  sobre su apoyo incondicional a las energías alternativas, hemos visto una fuerte reacción al alza de los principales valores del sector que pueden ser los grandes beneficiados. De todos modos, y hablo por las experencias anteriores, mucho cuidado ya que esa parte del discurso me recordaba a la que pronunció en su día George Bush y que como hemos podido comprobar no ha sido del todo cierta, ya que el petróleo sigue siendo el “rey” de las energías, y si pensamos en las reservas de petróelo con las que cuentan los EEUU….mucho me temo que todavía falta bastante tiempo para que el famoso “oro negro” sea sustituido por otro tipo de energía (personalmente creo que la única sustituta posible sería la nuclear).

Ante momentos como los que estamos viviendo, en los que nos ha costado varios meses asumir que estamos inmersos en una de las peores crisis de los últimos tiempos,parece que buscamos cualquier excusa a la que agarrarnos para pensar que ya hemos visto lo peor y que a partir de aquí todo volverá a ser como antes. En este caso las excusas empiezan a aparecer de forma indiscriminada: Recortes de tipos hasta mínimos históricos, cambio de gobierno en el poder, reunión del G-20 y G-7 para tomar medidas…. todo eso está muy bien la verdad, pero no nos engañemos, el efecto de dichas medidas sólo podremos apreciarlo dentro de unos meses y no a corto plazo, como parece que los mercados esperan.

Lo único cierto a estas alturas, es que día tras día conocemos nuevos y pésimos datos macroeconómicos que reflejan la verdadera situación de la economía mundial: Datos de paro en máximos , venta de viviendas nuevas en caída libre, morosidad por las nubes…..

Todo esto hace que de vez en cuando, nos acordemos de la cruda realidad y experimentemos caídas como las de hoy, donde los “fantasmas” sobrevuelan los parqués de todo el mundo y caídas superiores al 5% en los índices empiezan a ser más que normales.

De momento, y a la espera de la decisión sobre los tipos de interés por parte del BCE (se descuenta un recorte de 50 ptb) , vamos a permanecer fuera del mercado observando con detenimiento los movimientos previos a la decisión y sobre todo a las palabras que Jean Claude Trichet pronunciará a las 14.30h y donde estaremos atentos a ver si deja la puerta abierta a nuevos recortes antes de que finalice el año, ya que muchos expertos empiezan a descontar esa opción (desde mi punto de vista la decisión de nuevos recortes estará condicionada a la reacción que tenga el Euribor ante los recortes de hoy, ya que si sigue con ña tendencia bajista como hasta ahora, es bastante factible que se vean nuevos recortes).

Para acabar, vemos como el Euro parece que empieza a mostrar cierta debilidad con respecto al dólar después de que en la sesión de ayer llegase a alcanzar un nivel que ya había comentado en más de una ocasión que sería un verdadero “escollo”: el 1,30. De todos modos, y llegue donde llegue el rebote (Personalmente no le doy más subida que 1,35 en el mejor de los casos) sigo siendo claramente bajista a medio/largo plazo y convencido de que no tardaremos mucho tiempo en ir de nuevo a niveles de 1,20 y posteriormente a la paridad.

Un saludo ¡

Publicidad

Deja un comentario