Publicidad
Publicidad
Publicidad

Cuidado con el mercado

En otros mercados bajistas hemos oído muchas veces eso de que hay un soporte aquí o allá. Lo cierto es que los mercados bajistas son volátiles y puede haber rupturas en falso, de hecho las hay a montones. Las rupturas en falso pueden ser al alza o a la baja, tanto da. En el 98 hubo mucha volatilidad, en 2003 más, pero en el 95 no.

Vayamos por partes y veamos qué se puede deducir de todo esto. En seis sesiones el Ibex se ha cepillado 1000 puntos, eso es nada. La caída ha sido general pero los bancos se han llevado la peor parte, una caída dura de verdad. El panorama no pinta mejor, al revés, es peor. ¿Por qué? Veamos: la comisaria Kroes “Las garantías, la recapitalización y el tratamiento de activos dañados son necesarios, pero no son suficientes. Será necesario tomar decisiones duras sobre reestructuraciones o posibles liquidaciones controladas y estas decisiones deberán adoptarse muy rápidamente“, o sea que abierta la veda de la intervención total, la acción a cero. Que se acabó eso de que el Estado pone dinero y que el consejo, el presidente, el consejero delegado y los accionistas, como si nada, ahora van a pagar. En segundo lugar, comienza a ser ya vox populi la inestabilidad que pueden tener las divisas, comentario de Jim Rogers bastante sensato. Además puede haber problemas en Europa del Este y quizás en Hispanoamérica. Es decir un coctel explosivo. A esto le añadimos la revisión a la baja de los beneficios de Rosemberg para el S&P (Merril Lynch). Pero es que hoy se ha publicado en el WSJ que el señor Geithner ha sido intencionadamente tibio porque va del mismo palo que la señora Kroes (más o menos). Esto parece que ha pasado un poco por alto pero es serio.

2007_002b

Todo esto implica que esto se puede caer, caer de verdad, pero estamos en un mercado bajista después de un brutal desplome en octubre pasado, un mercado muy volátil y puede haber repuntes fuertes también. O sea que el lado ‘bueno’ es el lado corto, pero este lado corto tiene un riesgo alto.  Al final los mercados tienen una dirección y un día se dan la vuelta, efectivamente, pero el panorama no está para tendencia alcista.

Desde un punto de vista general es bueno recapacitar un poco y el entorno es malo, pero que muy malo. La banca está en proceso de reestructuración, probablemente de reducción de tamaño, los gobiernos han disparado la emisión de papel, el oro está fuerte. Pero sobre todo es que huele a cambios, a cambios profundos en el sistema productivo, a cierres de empresas, a más paro y o los gobiernos cortan en seco las ayudas y el chorro de dinero que se están fundiendo, o vendrá una inflación enorme. La guinda es la posible operación acordeón en algún/os banco, cosa que para la economía puede ser buena pero para las bolsas a corto plazo no.

Los mínimos de noviembre pasado no se han perdido en el Dow Jones, de momento, pero el S&P está muy flojo y el resto de los índices igual. El mercado español está también con algunos valores haciendo nuevos mínimos. ¿Qué hacer? Nada. Y si viene un rebote, estupendo para el que lo pille.

Publicidad

Deja un comentario