Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Hay razones para pensar que queda mucho rebote?

Quizás sea la pregunta que más se repite en días como hoy entre los inversores, ya que a pesar de que vemos como los índices europeos se están anotando por segundo día consecutivo alzas significativas, siguen los temores de que este se trate de un simple rebote para descargar la sobreventa acumulada  y en próximas sesiones volvamos a vivir sesiones de pánico como las acontecidas semanas atrás.

Desde mi humilde punto de vista, pienso que sin duda estamos ante un rebote puntual, propiciado en gran parte por el cierre de cortos, que ante las caídas de las últimas sesiones han decidido (por no decir que se han visto obligados) a cerrar parte de los cortos, es decir, a recomprar los títulos ha mercado propiciando una “ficticia subida” donde pocos compran pero muchos cierran posiciones.

El ejemplo más claro de este “efecto subida” del que hablamos lo encontramos con Volkswagen, que como todos sabemos ha sido uno de los grandes protagonistas del mercado al llegar revalorizarse un 400% en cuestión de 2/3 días propulsado por los rumores sobre el considerable aumento de participación de Porsche y obligar a que muchos inversores que se encontraban posicionados cortos ( sin duda era una buena apuesta debido al sector en el que se encuentra, donde las previsiones son cada vez peores y la crisis podría hacerles mucho daño) tuviesen q recomprar ante las incertidumbres de esa posible operación. Por unos momentos el “Free Float” (capital libre que se encuentra en el mercado) llegó a ser insignificante, llegando así a momentos en los que no había títulos para comprar (algo insólito). Llegó a cotizar por encima de los 1000€ y a ser la mayor compañía por capitalización bursátil, aunque como era de esperar …se quedó en algo anecdótico y no tardó en perder gran parte de lo ganado.

Con este ejemplo, lo que quiero que vean es que después de momentos de pánico, quedan dos tipos de inversores:

1. Los pequeños inversores que han quedado “enganchados” en un valor y sólo pueden esperar a un rebote fuerte para deshacer la posición.

2. Aquellos que han tomado posiciones cortas de forma considerable y ven como sus plusvalías crecen a marchas forzadas, por lo que al mínimo atisbo de un rebote fuerte deciden hacer caja.

Actualmente estaríamos asistiendo al segundo caso, aunque CUIDADO ¡ que los inversores que están haciendo caja con el cierre de las posiciones cortas es porque piensan que puede haber un rebote importante, pero en el momento que piensen que el rebote ha finalizado y la sobreventa ha sido descargada…lo normal es que muchos  vuelvan a posicionarse arrastrando de nuevo los valores a la baja. 

                                                                                                                                            

 

De momento no hay ni una sola razón para pensar que los mínimos vistos sean una garantía a largo plazo por los siguientes motivos:

1-      Los datos macroeconómicos siguen siendo decepcionantes (hoy será el turno del PIB americano mientras que a principios de semana conocimos un dato de confianza en mínimos históricos).

2-      La temporada de resultados empresariales está mostrando un factor común: la decepción a la hora de hablar de previsiones y los constantes “Profit Warning”.

3-      El paro sigue en tendencia alcista y en lugares como España se estima que para el próximo año lo tengamos en el 20% (actualmente está en el  11,5%)

4-      Sectores como el financiero, inmobiliario o el de automoción siguen con dificultades a la hora de pensar como repercutirá la crisis en algunos de sus principales valores.

5-      El petróleo se encuentra en niveles de 65$ , y aunque a priori tendría que ser una magnífica noticia, la lectura que se puede hacer después de que ni el recorte de producción por parte de la OPEP haya repercutido en el precio es que la demanda se ha frenado en seco, por lo que el mercado no recoge con tanta alegría el recorte del barril de crudo. Además vemos como uno de los valores refugio por excelencia, el ORO no refleja con subidas las caídas generalizadas del mercado y por tanto no actúa como valor refugio.

CONCLUSIÓN: El dinero en crisis anteriores no ha dudado en refugiarse en el oro pero…..¿dónde está el dinero ahora?  Saquen sus propias conclusiones.

 

Dicho esto sólo podemos hacer una cosa: Esperar a ver qué profundidad tiene el rebote actual y al mínimo síntoma de debilidad o de giro empezar a tomar posiciones cortas (sigo convencido de que veremos mínimos muy inferiores a los actuales). Mientras tanto ya sabe, como en toda tendencia bajista, aprovechen los rebotes para deshacer posiciones y no para tomarlas. 

Un saludo ¡

Publicidad

Deja un comentario